Control de Calidad

Hablemos de lo que no es Calidad.

Criterios erróneos comunes sobre la calidad.

Todo el mundo se declara partidario de la calidad, lo cierto es que algunos creen, erróneamente, que un producto con calidad es un producto de lujo.

Una obra, instalación o servicio de calidad, es aquel que cumple con las especificaciones de diseño, funcionalidad y satisface las necesidades del cliente.

El control de calidad es el proceso que monitorea y registra los resultados de las actividades ejecutadas, se compara con los estándares o las especificaciones y se actúa sobre las desviaciones, en caso de detectarlas. Precisamente, lo que constituye un lujo, que nadie se puede permitir, es perder un cliente por la mala calidad de sus productos. Para evitar lo anterior, es necesario el Control de Calidad.

La exigencia de un control de calidad DEBE ser una norma general, para evitar no solo la insatisfacción del cliente y usuario final, sino riesgos y perdidas debido al poco o inexistente control de calidad en las obras y/o proyectos de construcción.