5 formas de mejorar la calidad del aire en tu casa

9 de cada 10 personas están en peligro de contraer enfermedades o infecciones respiratorias por el simple hecho de respirar, ya que los contaminantes microscópicos no solo están en la calle, sino también en la casa donde continúan causando daño.

La contaminación interior es entre 2 y 5 veces más grande que la exterior, debido a que ya no solo cuenta la que se encuentra afuera, sino también la que se deriva de cocinar y los gases de los productos de limpieza y construcción.

A continuación, las recomendaciones para mejorar la calidad del aire en el interior:

 

1. Buena ventilación

Los contaminantes permanecerán más tiempo flotando en casa si no se tiene una buena ventilación.

A menos que se tengan alergias o un clima poco favorable, los expertos recomiendan abrir puertas y ventanas dos o tres veces al día.

 

2. Muchas plantas al interior

En caso de no contar con un sistema de aire acondicionado, es muy recomendable llenar con vegetación la casa.

Algunas plantas de interior son la palma de areca, el potus, la aspidistra, el bambú, los helechos y las palmeras. Pueden ayudar a retirar los tóxicos del aire y son consideradas una opción prometedora y económica para la contaminación en el hogar.

 

3. Eliminar olores orgánicamente

Aerosoles y demás fragancias artificiales liberan COV (Compuestos Orgánicos Volátiles), que también se pueden encontrar en las alfombras y pinturas sintéticas; estos COV pueden tener reacciones peligrosas en el aire.

Por lo anterior es recomendable que los detergentes de ropa sean libres de aroma y por supuesto evitar los aerosoles, como desodorantes, limpiadores de alfombra y aromatizantes.

Una opción “verde” es tener limones partidos en bicarbonato, los cuales liberan una fragancia limpia.

 

4. No fumar adentro

De por sí ya es peligroso fumar, por lo que es entendible que no se debe hacer en el interior.

En áreas mal ventiladas este humo tendrá un alto impacto negativo tanto en fumadores activos como pasivos ya que el riesgo de sufrir enfermedades graves aumenta exponencialmente.

 

5. Alérgenos fuera

Hay partículas como ácaros y polen que incrementan el riesgo de enfermedades, especialmente para los que sufren de asma, fiebre de heno y otras alergias.

La formación de moho se ve estimulada por el exceso de humedad y las personas con sistemas inmunes débiles se ven afectadas por esto pues causa infecciones pulmonares.

 

Los expertos recomiendan las siguientes medidas simples:

  • Usar un deshumidificador
  • Lavar con frecuencia ropa de cama
  • Secar ropa cerca de ventana abierta
  • Limpiar alfombras con aspiradoras de baja emisión