Importancia de un adecuado sistema de aire acondicionado en el trabajo

¿Te has enfrentado a alguna de estas situaciones?

15:00 h de un típico día de verano en la oficina: Calor, estrés, somnolencia.

9:00 h de un típico día de invierno en la oficina: Frío, nariz húmeda, tos, dificultad de concentración.

El aire acondicionado en el trabajo puede traernos múltiples beneficios, sin embargo, la diversidad de formas en que las personas percibimos el ambiente trae infinidad de comentarios negativos al uso de estos sistemas. Nuestro interés es aprovechar los múltiples beneficios de un sistema adecuadamente diseñado, de forma que podamos disfrutar de sus innumerables ventajes, entre las que podemos mencionar:

  1. Si las condiciones ambientales son confortables, entonces te sentirás bien y estarás en condiciones de efectuar adecuadamente tus labores, mejorando tu productividad.

 

  1. La inducción de parásitos e insectos se reduce, pues las condiciones controladas de temperatura están encontradas con las adecuadas para la no proliferación de estos.

 

  1. La sudoración será menor y tendrás menos necesidad de hidratación, podrás programarla durante el día de forma que interrumpirás tus actividades en mucha menor medida.

 

  1. Los bien mantenidos filtros de un sistema de aire acondicionado mantendrán lejos al polen y otros alérgenos, lo que impedirá que tus alergias se activen. Si la temperatura y humedad relativa se mantiene en los intervalos adecuados, la calidad del aire será tal que no solo mantendrás alejadas las alergias, sino que tu salud respiratoria será mucho mejor, reduciendo el índice de infecciones virales y/o bacterianas.

 

Todos los seres humanos tenemos termostatos biológicos diferentes. Aproximadamente el 5% de las personas perciben de forma muy diferente el ambiente, por lo que un sistema de aire acondicionado adecuadamente diseñado es imprescindible para evitar la incomodidad de la mayoría de los integrantes del equipo de trabajo.

Un buen sistema de aire acondicionado garantiza la comodidad del personal, por lo que el equipo hará menos pausas, se sentirá más cómodo y mejorará su ánimo. Un aire acondicionado pensado de esta forma resulta ser una adecuada inversión.